¿Cómo ayudan las mini bodegas a reducir los costos de una empresa?

Cuando una empresa considera rentar una mini bodega, surgen muchas preguntas en el camino que ayudarán a determinar si es esta es una opción viable o no. El primer factor para considerar es la necesidad de tener un espacio extra y adecuado para guardar ciertas cosas. Sin embargo, la mini bodega no debe ser vista como un gasto, sino una inversión que ayudará a reducir los costos de la empresa.

Al almacenar la mercancía ganará espacio que puede ser utilizado para nuevos puestos de trabajo. Las mini bodegas suelen contar con altos estándares de vigilancia por lo que no deberá contratar un servicio externo para proteger lo almacenado. De igual manera, integra varios servicios en uno como la limpieza, el personal operativo para el movimiento de la mercancía, el embalaje y otros servicios públicos que se requieran.

Sin embargo, para poder reducir los costos de la empresa, se debe llevar un seguimiento detallado de las operaciones administrativas y operativas del negocio. Es necesario hacer un inventario de toda la mercancía almacenada para conocer a profundidad los objetos en la mini bodega y saber la disponibilidad del producto según la demanda de los clientes. Esto le permite ofrecer un mejor servicio ya que sabrá si el producto está disponible o no. Además, es una forma de darle valor real a la mercancía en caso de pérdida y reconocer posibles robos de estas controlando el flujo de dinero. El transporte también es una parte importante ya que, por lo general, las mini bodegas cuentan con el servicio ahorrando dinero en contrataciones a terceros.

Algunos indicadores que ayudarán a llevar de forma más clara la reducción de costos con el almacenamiento son: Costo de almacenamiento por unidad, costo por metro cuadrado, comparativo del transporte y costos logísticos. Esto también le ayudará a elegir de mejor manera el tamaño de la mini bodega y organizar los elementos guardados para optimizar el espacio.

Todo esto tiene como resultado una mejor toma de decisiones a la hora de reducir costos, generar mayor rentabilidad, aumentar la satisfacción de los clientes y llevar la contabilidad a grandes rasgos de la situación económica de la empresa.