¿Por qué invertir en Self Storage?

La necesidad de contar con un espacio alterno para almacenar cosas ha permitido que la industria del Self Storage se expanda para ofrecer a empresarios, promotores, propietarios de inmuebles e inversores la oportunidad de diversificar sus inversiones con seguridad y confianza. En la última década, el servicio de autoalmacenaje se ha convertido en uno de los segmentos inmobiliarios más fuertes, sin tomar en cuenta que aún no ha llegado a su mejor momento comercial.

En Latinoamérica el Self Storage se ha posicionado de mejor manera entre las empresas como una estrategia de inversión al proveer una oportunidad de alta remuneración y bajo riesgo. Con los cambiantes estilos de vida, las personas y empresas demandan instalaciones de almacenamiento confiables y seguras dónde poner sus pertenencias.

Generalmente, las minibodegas funcionan según su almacenamiento y se pueden clasificar en:

  • Bodega general de despacho: En ella se almacena mercancí­a por largo tiempo, aunque su finalidad es otro lugar.
  • Bodega de rotación lenta: Es usada para almacenar productos de baja rotación como equipos, maquinaria, repuestos, etc.
  • Bodegas de rotación rápida: Sirve para el almacenamiento de productos de distribución diaria, como alimentos.

Estos métodos de almacenaje permiten tener una excelente organización en cuanto a los elementos guardados, disminución de errores en los pedidos, reducción de tiempo en el cargue y descargue de la mercancía, distribución lógica de la misma y un uso optimizado del espacio disponible.

Como resultado, un Self Storage tiene grandes ventajas como la reducción de costos administrativos y operativos, tiempo de alquiler, espacios personalizados, centro de operaciones, servicios adicionales como empaque y traslado de mercancías.

Además, los Self Storage son lugares construidos específicamente para esa finalidad por lo que tienen gran capacidad de resistencia de carga en cada metro cuadrado, esto permite que las condiciones de almacenamiento sean las ideales. Asimismo, cuentan con amplias puertas que facilitan el acceso a las bodegas, así como seguridad de alta tecnología con vigilancia remota y circuitos cerrados de televisión para garantizar la seguridad de lo contenido en cada recinto.

Este método de almacenamiento se ha convertido en una estrategia que permite el crecimiento continuo, seguro y ordenado de cualquier negocio.