Ventajas que no conocías de las mini bodegas

Aunque la mayoría de las empresas centran sus operaciones en oficinas dentro de edificios, estas requieren un mayor espacio cuando se trata de almacenamiento de productos o maquinarias. Para esto existen las mini bodegas, un lugar donde, más allá de apilar cosas, sirven para desarrollar operaciones logísticas de conteo con características especiales para llevar a cabo esta tarea. Por lo que las empresas ven la renta de un espacio vacío como una decisión estratégica para mejorar sus procesos y el trabajo de los empleados.

Entre las principales ventajas de contar con una mini bodega, podemos enlistar:

  • Altas ganancias: Tener este espacio significa que la empresa no deberá invertir en construir su propio espacio tomando en cuenta el tiempo necesario para la construcción. Las mini bodegas ya están listas para ser usadas.
  • Reducción de costos administrativos: La empresa no debe preocuparse por gastos adicionales del lugar como tecnología, personal de vigilancia, mantenimiento, herramientas de movilización, póliza de seguro, servicios públicos, etc.
  • Tiempo de alquiler: Cada cliente es libre de decidir cuánto tiempo utilizará el servicio.
  • Métodos de pago: Regularmente el cliente obtiene beneficios a la hora de realizar el pago del alquiler, ya sean cuotas o porcentaje de descuento al hacer el pago al contado.
  • Espacios personalizados: Las empresas pueden elegir el tamaño exacto que necesitan haciendo más eficaz el uso del lugar.
  • Accesos prácticos: Ya que en lugares como las mini bodegas están hechos para almacenar cualquier cosa, cuenta con amplios pasillos que permiten el tránsito libre y varios puntos de acceso.
  • Centro de operaciones: Las mini bodegas no sirven únicamente como un espacio para almacenar, también funcionan como centro de operaciones, zona de carga y descarga de mercancía, manejo de equipos electrónicos, entre otros.
  • Servicios adicionales: Junto con el arrendamiento, las empresas también pueden optar a otro tipo de servicios como empaque y traslado de mercancías unificando labores en un solo lugar y a menor precio que por separado.

Una mini bodega es una gran ventaja cuando la empresa no cuenta con el capital para invertir en infraestructura millonaria. Es una forma segura de conservar y proteger la mercancía contra daños causados por factores externos. Además, facilita el mantenimiento organizado y sistemático de los productos.

Este servicio de autoalmacenaje brinda control sobre las pertenencias como una extensión de la casa u oficina a la cual se puede recurrir en cualquier momento.